Lejos de parecer una estampa de trabajo infantil, en San Antonio de los Cobres (provincia de Salta) los guías de turismo y los docentes del lugar, se han puesto de acuerdo para enseñar a sus alumnos para que desde pequeños acompañen a los contingentes hasta el viaducto La Polvorilla, la última estación donde termina su trayecto el Tren de las Nubes.

san-antonio-de-los-cobres-web.jpg

En este pequeño pueblo, ubicado a unos 4.000 metros de altura sobre el nivel del mar, los niños generalmente solian pedir monedas a los turistas y hace algunos años se ha tomado la decisión que sería mejor que se ganasen el dinero a cambio de algo. Por eso en la fotografía se ve un pequeño niño de 8 años, que nos muestra el paisaje y nos guía hasta el punto final de recorrido.
Durante el viaje, nos recitó algunas coplas que se fueron intercalando con preguntas de los pasajeros. Aunque todavía va a la escuela primaria, el pequeño cursará la escuela secundaria y nos comentó que su sueño es continuar la carrera de Guía de Turismo.