Continuando con la visita a la provincia de Tucumán, hacemos una parada en el Museo de la Industria Azucarera. Esta casa perteneció al presbítero José Eusebio Colombres, cuando estas tierras formaban parte de su finca “El Bajo”, desde donde el obispo impulsó en el año 1821 el desarrollo de la industria de la caña de azúcar.
En su interior conseva objetos del prelado y testimonios de viejos ingenios de la provincia de Tucumán.
museo-de-la-industria-azucarera.jpg
Afuera se pueden observar algunos elementos y prensa que se utilizaron para extraer el azúcar de manera artesanal hasta que llegó la industrialización del sector.
industria-azucarera.jpg