La provincia de Mendoza, tierra del sol y el buen vino, lanzó su temporada de invierno con propuestas turísticas que se suman a las tradicionales actividades de montaña. Parques de nieve para toda la familia, más servicios y una nutrida agenda cultural conforman algunas de las novedades.

“El principal objetivo consiste en brindarle a la familia no esquiadora un contacto más cercano y atractivo con la nieve. Para ellos tenemos los nuevos parques”, señaló el secretario de Turismo de Mendoza, Luis Böhm.

Para este proyecto Mendoza debió generar la infraestructura necesaria y fue mejorado el complejo principal del Valle de los Puquios, a 65 km de Mendoza capital, sobre la ruta 7. Se suman Skilandi, Aconcagua Esquí y Las Cuevas, otros lugares donde la familia podrá tomar contacto con la nieve por medio del tubing (bajada por pendientes con cubiertas de goma), los trineos, las motos de nieve, los paseos en raquetas y diversos juegos para chicos.

las-lenas-mendoza.jpg

Para los esquiadores los destinos preferidos son Los Penitentes y Las Leñas (como se ilustra en la fotografía).

Para quienes prefieran la tranquilidad, Mendoza ofrece otros lugares, como la Villa de Puente del Inca, el Valle del Aconcagua, el Cristo Redentor o Villavicencio son otros lugares posibles para conocer.